Mensaje del fundador

La oportunidad que se te presenta el día de hoy es un negocio de dimensiones que exceden la imaginación de lo que conoces como “trabajo” en el sentido convencional. En el mercadeo por niveles múltiples (MNM) existe un fenómeno que se llama -apalancamiento- que representa todo lo contrario a lo que nos han enseñado para ganar dinero.

 

Todos tienen una oportunidad para medirse con éste nuevo concepto y para ello solo se necesita de algo que caracteriza a las personas que se desarrollan en el MNM y es: tomar una DECISIÓN.

 

Cada decisión significa dejar “algo” para tomar “algo”, incluso cuando decides no hacer nada, también estás dejando algo para quedarte con otra cosa.

 

Creo que aquí está la clave, atreverse a tomar decisiones, esto representa un gran reto pero cuando te vuelves consciente de que en cada decisión que tomas sabes que soltarás algo para tomar otra cosa, esto nuevo que tomarás deberá ser mejor que lo que has soltado y, sin importar el caos temporal que esa decisión pueda provocar, deberás tener la fortaleza para mantener tu decisión.

 

Dios tiene diversas y curiosas formas de mostrarnos lo que es correcto para cada uno de nosotros, a veces en forma de problemas que parecen imposibles, a veces en forma de oportunidades pero sin importar cuál de las dos tengas posiblemente el día de hoy, ambas vienen cubiertas por varias capas que no dejan ver su resultado final y es éste nuestro verdadero trabajo, quitarle las capas a los problemas y a las oportunidades para ver el tesoro que hay detrás de todo esto que nos impide ver el resultado final.

 

Hoy tienes ante ti una tarea y es tomar una decisión y voy a citar una frase que mi mamá solía repetir constantemente y que define el rumbo de cada individuo sobre éste planeta:

 

“en la vida solo existen dos opciones: esforzarse o lamentarse”

 

Hoy es el día cero, el día donde inicia todo y tienes el poder de tomar esa decisión.

 

De corazón deseo que tomes la mejor decisión para ti porque de esa decisión dependen muchos.